Comisiones Obreras de Ceuta | 28 febrero 2024.

Así lo ha hecho a través de una alegación al expediente

El Comité de Empresa de Brigadas Verdes pide que la municipalización de la limpieza incluya la subrogación de esta plantilla

  • Mohamed ha manifestado que esta subrogación saldaría la “deuda histórica” existente con estos trabajadores

07/02/2024.
Comité de Empresa de Brigadas Verdes.

Comité de Empresa de Brigadas Verdes.

El Comité de Empresa de Brigadas Verdes, liderado por su presidente, Mustafa Mohamed (CCOO), ha comparecido esta mañana en rueda de prensa para presentar la alegación que este órgano ha formulado al expediente de municipalización de la limpieza pública viaria para que se incluya la subrogación de esta plantilla, que ahora depende de la Federación Provincial de Asociaciones de Vecinos y que está formada por 122 personas trabajadoras, algo que ve viable legal y económicamente.

Para el Comité de Empresa, la municipalización debe hacerse “en su integridad, incluyendo los servicios que presta Trace y, de igual modo, los que prestan las Brigadas Verdes”. Por ello, pide a los grupos políticos, al Gobierno de la Ciudad y al propio Pleno de la Asamblea que “incluya en el acuerdo plenario definitivo la subrogación de la actual plantilla de las Brigadas Verdes en la nueva empresa municipal de limpieza pública viaria y recogida domiciliaria de basuras”.

En la alegación, el Comité de Empresa detalla todos los servicios que desempeñan las Brigadas Verdes: limpieza diaria de las playas (Ribera, Chorrillo, San Amaro, Tarajal, Almadraba y Benítez); barrido diario de la explanada de Juan XXIII; retirada de enseres de todas las barriadas de la ciudad; barrido de Príncipe Alfonso, Príncipe Felipe, Los Rosales, Juan Carlos I y Hadú; limpieza y recogida de basuras tras la celebración de eventos como San Juan, Virgen del Carmen, Musal-la y fiestas patronales; desmantelamiento y limpieza de asentamientos de personas migrantes; y limpieza de la explanada de embolsamiento.

Mohamed ha manifestado que esta subrogación saldaría la “deuda histórica” existente con estos trabajadores quienes, a diferencia de los que pasaron a Obimace, no han visto satisfecho el compromiso del Gobierno de conseguir la estabilidad laboral definitiva. Para el sindicalista, “este es el momento de solucionar el problema”.