Comisiones Obreras de Ceuta | 28 febrero 2024.

El sindicato ofrece al ministro su colaboración

CCOO da la bienvenida al nuevo ministro de Justicia y le exige la convocatoria inmediata de negociaciones

  • Recordamos al recién nombrado ministro de Justicia, Presidencia y Relaciones con las Cortes, Félix Bolaños, que el conflicto que llevó a dos meses y medio de huelga sigue vigente.
  • Está en su mano un acuerdo con los trabajadores y trabajadoras que ponga fin a largas etapas de clasismo, discriminación, ninguneo y desprecio a las condiciones laborales y a la negociación colectiva en la Administración de Justicia.

21/11/2023.
CCOO lleva tiempo denunciando la falta de aire acondicionado en los juzgados.

CCOO lleva tiempo denunciando la falta de aire acondicionado en los juzgados.

CCOO, en primer lugar, le ha transmitido al señor Bolaños la más cordial enhorabuena por su nombramiento como ministro de Justicia y le ha deseado la mayor de las suertes en su nueva tarea de Gobierno. Le recordamos al ministro que los trabajadores y las trabajadoras de la Administración de Justicia han protagonizado en los últimos meses un enconado conflicto laboral motivado por la falta de reconocimiento profesional y retributivo de su trabajo en los juzgados, tribunales, fiscalías y servicios no jurisdiccionales de esta administración.

El conflicto ha estado activo desde hace más de un año porque se negó a los sindicatos el derecho a la negociación colectiva del Proyecto de Ley Orgánica de Eficiencia Organizativa del Servicio Público de Justicia, que se remitió por el anterior equipo ministerial a las Cortes sin haber sido negociado con las organizaciones sindicales a pesar de afectar de forma muy directa a nuestras condiciones de trabajo.

El 17 de abril se convocaron movilizaciones que se incrementaron hasta la huelga general que se desarrolló entre el mes de mayo y la celebración de las últimas elecciones generales. La espita definitiva de este profundo descontento del personal de la Administración de Justicia fue la subida retributiva pactada para el cuerpo de Letrados y Letradas de la Administración de Justicia (LAJ) con sus asociaciones profesionales y al margen de las organizaciones sindicales que son sus únicas representantes legales.

Con posterioridad se acordó también un incremento salarial a jueces, juezas y fiscales mientras se seguían dejando desatendidas las reivindicaciones de los cuerpos generales y especiales de la Administración de Justicia.

CCOO traslada al nuevo ministro que, “en un alarde sin paragón de clasismo, de discriminación y de ninguneo hacia el personal de Justicia y su representación legal, el equipo saliente del Ministerio de Justicia se negó a reconocer profesional y retributivamente nuestro trabajo, sobre el que sustenta el funcionamiento de este servicio público de la Administración de Justicia, dejándonos fuera de las mejoras salariales que sí se han reconocido a los estamentos superiores y más privilegiados e impidiéndonos negociar, como obliga la Ley, nuestras propias condiciones de trabajo”. 

Los trabajadores y las trabajadoras de la Administración de Justicia se sienten injustamente atacados por el equipo saliente del Ministerio de Justicia, a juicio del sindicato, que espera de la etapa que ahora comienza, “un cambio radical de actitud, respetando la legalidad, cumpliendo los acuerdos que ya están pactados y eliminando los tintes clasistas del último periodo, impropios de un gobierno progresista que, por fortuna, sí se ha comportado como tal en otros sectores y actividades de la vida pública, pero no en lo referente a la política de personal en la Administración de Justicia”.

Como ya informó CCOO, en las últimas semanas del gobierno en funciones recibimos una llamada telefónica de un alto cargo del Ministerio de Justicia informándonos de que, tras la constitución del nuevo gobierno, seríamos llamados a negociar de forma inmediata una subida retributiva generalizada para todos los cuerpos funcionariales de la Administración de Justicia. Sin embargo, a pesar de la insistencia sindical, el equipo saliente se negó a confirmar de forma oficial esta oferta, que CCOO exige ahora que sea confirmada por el nuevo ministro y su equipo en los próximos días y así se lo ha solicitado.

CCOO insiste en que la huelga general se interrumpió respetando el período electoral, pero el conflicto no ha terminado ni terminará hasta que no se atiendan sus justas demandas que, señalando solo las más significativas, se resumen en un tratamiento en materia retributiva equivalente al acordado con las asociaciones profesionales de LAJ, jueces y fiscales, incrementándose en términos equiparables las retribuciones del resto de cuerpos y categorías profesionales; el inicio de las negociaciones de las normas que vayan a afectar a las condiciones de trabajo antes de su aprobación como Reales Decretos o de su remisión a las Cortes como proyectos de Ley; el cumplimiento de la Ley Orgánica del Poder Judicial en lo referente a la carrera profesional, desarrollándose este derecho de forma inmediata; y la eliminación al alza de las diferencias retributivas derivadas de los llamados grupos de población.

Junto a estas reivindicaciones que llevaron a la convocatoria de huelga, CCOO exige al nuevo ministro de Justicia el cumplimiento de los acuerdos pactados en la Mesa Sectorial de Negociación e incumplidos por el ministerio en materia de teletrabajo, promoción interna y movilidad voluntaria, así como la aprobación negociada y sin demora de los planes de igualdad en la Administración de Justicia.

El sindicato exige para todo ello al ministro Bolaños la inmediata convocatoria de la Mesa de Negociación con una oferta del Ministerio de Justicia a las organizaciones sindicales que pueda servir de inicio a la finalización del conflicto.

CCOO ofrece, por último, al nuevo ministro y a su equipo su leal colaboración si demuestran estar del lado de los trabajadores y de las trabajadoras y de la defensa de este servicio público, abandonando y enfrentándose al clasismo que ha caracterizado al Ministerio de Justicia hasta la fecha.