Comisiones Obreras de Ceuta | 24 julio 2024.

Manifiesto del 1º de Mayo en Ceuta

    01/05/2024.
    Acto del 1º de Mayo en Ceuta.

    Acto del 1º de Mayo en Ceuta.

    Las organizaciones sindicales mayoritarias, Comisiones Obreras y la Unión General de Trabajadores, hemos convocado a la ciudadanía en este Primero de Mayo para defender lo ganado y continuar avanzando en nuevos retos laborales y sociales.  El sindicalismo es un pilar transformador de nuestras democracias en todo el mundo, por eso nuestra lucha es transversal y transfronteriza. Allá donde hay organizaciones sindicales con poder y fuerza en la toma de decisiones, la vida de la clase trabajadora es mejor. 

    Necesitamos una política que cree empleo digno, estable y de calidad para garantizar un futuro laboral sostenible. Por eso debemos seguir avanzando en la mejora de la legislación laboral. Ahora toca proteger el contrato de trabajo, repartir márgenes empresariales, seguir mejorando empleo y salarios, reducir jornada y cuidar a la clase trabajadora.

    El Diálogo Social ha conseguido grandes hitos en materia jurídico-laboral en estos últimos años, garantizando derechos que debían reconocerse a la clase trabajadora y que hoy en día siguen dando sus frutos. No obstante, las cifras de desempleo, especialmente en Ceuta, siguen estando en unos niveles que no podemos ni debemos asumir, por lo que es necesario redoblar los esfuerzos públicos y privados con objeto de reducir estos números que están castigando en nuestra ciudad sobretodo a los jóvenes y a las mujeres.

    Tenemos que reconocer el valor que ha supuesto la reforma laboral de 2021 en el mercado de trabajo, especialmente en lo relativo a la reducción de la temporalidad. El año 2023 ha profundizado en ese camino, ya que el porcentaje de contratos indefinidos suscritos en el año han experimentado un incremento importante a nivel general. Sin embargo, en nuestra ciudad hemos perdido un elemento clave en el fomento y estabilidad de la contratación. El pasado 1 de septiembre entró en vigor un real decreto que eliminó las bonificaciones de las cuotas a la Seguridad Social y, consiguientemente, el Plus de Vinculación a la bonificación de los trabajadores y trabajadoras. 

    El nuevo sistema propuesto no está dando sus frutos, es un fracaso en toda la regla. Por eso, hoy aquí exigimos la eliminación de este real decreto retornando al sistema anterior bonificaciones como garantía de creación y estabilidad en el empleo. Pero también le vamos a decir a los empresarios que no vamos a renunciar al reparto de la riqueza: el sistema de bonificaciones deberá traducirse en la creación de puestos de trabajo y en la subida de salarios de los trabajadores y trabajadoras de nuestra ciudad.

    No solo necesitamos mejorar el marco regulatorio para que se genere empleo en el futuro. También apostamos por la reducción de la jornada de trabajo, una mejor regulación de la contratación a tiempo parcial y la protección del contrato de trabajo con una nueva regulación del despido. Pero sobre todo, queremos decirle también a los empresarios de esta ciudad que es el momento de negociar los convenios colectivos. No es de recibo que en Ceuta tengamos un importante número de acuerdos laborales que todavía tienen que cerrarse, algunos desde hace casi 10 años. Es hora de sentarse a la mesa… o saldremos a la calle.

    Apostamos pues, por la negociación de éstas y otras cuestiones que están pendientes, como la reforma de la protección por desempleo, y también por profundizar en las reformas acordadas, como los sistemas de protección social. Abogamos por la importancia de los empleos en la administración para que puedan prestarse unos servicios públicos de calidad. Igualmente es necesario acabar con la precariedad laboral de la juventud, con la brecha de género que sufren las mujeres y también que en los centros de trabajo no exista discriminación por razón de orientación sexual o discapacidad.

    Somos conscientes del momento que atravesamos y lo complejo del mismo. Pero como organizaciones sindicales, avaladas por una amplia mayoría de la clase trabajadora a través de su voto democrático, y amparadas en nuestro marco constitucional como instituciones democráticas para la defensa de los intereses económicos y sociales de las personas trabajadoras, nos sentimos obligados a plantear estrategias de país, desde la lealtad, la concertación y el acuerdo, exigiendo el papel determinante de los marcos de concertación social, y apelando a los necesarios acuerdos de Estado.

    Compañeros y compañeras:   ¡VIVA EL 1º DE MAYO!