Comisiones Obreras de Ceuta | 29 febrero 2024.

Los sindicatos sanitarios se movilizan para reivindicar una sanidad de calidad

  • “El grado de abandono que el Ministerio de Sanidad está aplicando a Ceuta roza la negligencia y el calibre del desastre sanitario al que nos estamos encaminando solo podrá evitarse con la movilización de la sociedad", subrayaron desde la Junta de Personal del Ingesa

10/03/2022.
Movilización en la puerta del centro de salud del Recinto

Movilización en la puerta del centro de salud del Recinto

La Junta de Personal del Ingesa convocaba este jueves a las 12.00 horas una concentración a las puertas del Centro de Salud del Recinto para reivindicar lo que consideran "servicios imprescindibles y derechos" en beneficio del interés general, pues al final la mejora en la calidad de los servicios permite una mejor atención a los pacientes, que son los grandes perjudicados de las carencias que sufre el colectivo sanitario.

  En este sentido, las organizaciones sindicales CSIF, CCOO, SATSE, SMC, USAE y UGT elaboraron un manifiesto que era leido durante la concentración de este jueves con el respaldo de una amplia representación de sanitarios. En este sentido, la Junta de Personal reclama una atención primaria de calidad, mayor inversión en la sanidad pública, el aumento significativo de los recursos humanos, la mejora de las infraestructuras, una mejor calidad en las condiciones laborales, la reducción de la temporalidad y la activicación de la negociación colectiva.

 La Junta de Personal señalaba que "el derecho de todo ciudadano y ciudadana a una sanidad pública y de calidad se ha visto seriamente amenazado con la enorme prueba de estrés que ha supuesto la crisis pandémica provocada por la COVID-19, que ha puesto en evidencia las profundas deficiencias y debilidades del sistema sanitario público de nuestra ciudad, y por supuesto la ineficiente gestión que ha realizado y sigue realizando el actual Ministerio de Sanidad". Así, recordaban que "la sanidad pública de Ceuta ya arrastraba problemas estructurales derivados de las políticas de recortes que se han venido aplicando desde décadas pero, sin duda, el deterioro se ha acelerado profundamente en el periodo 2020-2021, y todo ello a pesar de la comprensión y comportamiento ejemplar de la ciudadanía de Ceuta, y por supuesto por la profesionalidad, compromiso e implicación de las trabajadoras y trabajadores de nuestro sistema sanitario que, con su esfuerzo, dedicación e incluso, en ocasiones, bajo el coste de entregar su salud, han permitido que la atención y calidad sanitaria se mantuvieran en nuestra ciudad":

 Para la Junta de Personal, las políticas aplicadas por el Ministerio de Sanidad han supuesto que "tener el menor número (por población) de médicos de familia, pediatras, especialistas y enfermeras de todo el país, además de la peor ratio de centros de salud por población de España y lo anterior sin contar con el aislamiento geográfico que padecemos”.

 En esta línea, continuaban diciendo que “todo lo expuesto nos lleva a pensar que los ciudadanos de Ceuta y Melilla son tratados como ciudadanos de segunda o tercera”, subrayando que “el término desolador no se queda corto en absoluto para describir la sensación que transmite la comparativa de la situación de salud de nuestras ciudades con las del resto de sistemas autonómicos de salud”.

 Además, puntualizaban que actualmente en Ceuta existe “una Atención Primaria absolutamente colapsada que ha sufrido el deterioro de los valores que la hicieron grande y apreciada por la ciudadanía, además de la pérdida de las actividades de promoción y prevención de la salud que actualmente y en un futuro tendrá repercusiones gravísimas en enfermedades crónicas como, por ejemplo, en el diagnóstico del cáncer en estadios avanzados”.

 Entre otras deficiencias también lamentan “la pérdida de accesibilidad a la sanidad pública, que se evidencia con colas interminables de usuarios en las puertas de los centros de salud, grandes listas de espera, además del aumento de la brecha digital con la exclusión del sistema sanitario público de personas mayores, colectivo muy vulnerable que requiere de atención preferente, así como la alta tasa de temporalidad y precariedad laboral de los trabajadores del INGESA”.

 En definitiva, señalan, “se trata de una situación que realmente nos cuesta encontrar un adjetivo que describa la injusticia sanitaria que están padeciendo los ceutíes”, insistiendo en que “el grado de abandono que el Ministerio de Sanidad está aplicando a las ciudades autónomas roza la negligencia y el calibre del desastre sanitario al que nos estamos encaminando solo podrá evitarse con la movilización de la sociedad. De lo contrario en un muy breve periodo de tiempo nos vamos a encontrar con una sanidad cuyas cifras puede que no sean las de un país subdesarrollado, pero desde luego estarán fuera de los cánones sanitarios europeos”.

 Solicitud al Ministerio de Sanidad

Ante esta preocupante situación, la Junta de Personal del Ingensa solicitan invertir de manera clara en recursos humanos y ofertar empleo público estable y de calidad, estabilizando las plantillas mediante la convocatoria de Ofertas de Empleo Público (OPE) con la suficiente periodicidad. Así, reclaman que se tomen las medidas oportunas para que adecúen los recursos humanos a las necesidades asistenciales y se establezcan unos límites a las agendas y a la actividad diaria que debe asumir cada trabajador en Atención Primaria.

 Por otra parte piden dar prioridad a las consultas presenciales, así como mejorar la relación con el nivel hospitalario, potenciar los procesos asistenciales como base de la atención de salud, coordinados desde la Atención Primaria, incrementando su capacidad resolutiva.

 Otra de las solicitudes que piden desde la Junta de Personal es “una mayor inversión en nuestro sistema sanitario público que redunde en un aumento significativo de los recursos humanos y de las infraestructuras necesarias para atender a la población de nuestra ciudad, además de exigir medidas efectivas y mejoras significativas en nuestras condiciones de trabajo, reducción de la temporalidad en nuestro sistema sanitario, así como activación inmediata de la negociación colectiva en el INGESA”.

 Por último, exigen la convocatoria inmediata de la Mesa Sectorial estableciendo un cronograma de materias a tratar con reuniones, al menos, mensuales y con sesiones monotemáticas, para impulsar la negociación colectiva en el INGESA.